Viscoelastico

visco

El colchón viscoelástico copia la forma del cuerpo como un molde. Gracias a ello la presión se distribuye uniformemente sobre todo el cuerpo, evitando zonas de presión que dificultan la circulación. La consecuencia es que nos movemos menos y por ende el sueño es más reparador.
Se emplea en hospitales para personas con dolores y para largos periodos en cama. Sin embargo al adaptarse tan bien al cuerpo, resulta engorroso moverse en él, lo que disgusta a algunos.